Chocolat, el primer artista negro de circo

Rafael nació siendo un esclavo en Cuba, entre 1865 y 1868. Creció huérfano y a los 10 o 12 años fue vendido a la familia Castaño de Bilboa.

Se dice que al llegar a Bilboa los lugareños intentaron blanquearlo con un cepillo, provocándole laceraciones en la piel. Luego de este suceso, Rafael huyó de la casa de la familia Castaño.

Trabajó varios años en empleos qeu apenas le daban para sobrevivir el día, desde portero hasta minero de carbón.

En 1888 el clown inglés Tony Grice, lo descubrió trabajando en un café. Rafael realizaba números de baile a cambio de unas cuantas pesetas. A Grice le atrajo el color de piel y la gestualidad de Rafael y le ofreció trabajo como criado.

Durante una fiesta, Rafael derramó una fuente de comida sobre el vestido de la esposa de Grice. Ella furiosa, ordenó a su esposo que despidiera a Rafael. 

Grice no tuvo más remedio que hacerle caso a su esposa. Pero el evento le causó gracia a un reconocido clown de la época llamado Footit. Este le propuso a rafael que trabajaran juntos en un nuevo número para el Nouveau Cirque y lo bautizó con el nombre de Chocolat.

La primera vez que Rafael salió al escenario, el público estalló en carcajadas. Nadie había visto a un payaso negro y por alguna razón esto provocó la risa del público. 

A pesar de eso, Chocolat tenía un talento natural para la comicidad. Además de que mantenía un riguroso hábito de ejercicio físico, lo que le permitía realizar acrobacias y usar su cuerpo para maniobras arriesgadas. Con esto se ganó el corazón del público que siempre estaba dispuesto a pagar un ticket para verlo.

Footit se dio cuenta de esto y agregó un payaso "carablanca", interpretado por él, al número en el que Rafael aparecía. Esto revolucionó la comedia circense. 

Tuvieron tanta popularidad que se convirtieron en los primeros actores filmados por los hermanos Lumiére y aparecieron en comics, comerciales e incluso se fabricaron juguetes con sus personajes. 

Footiti y Chocolat fueron los primeros clown en acudir a hospitales para aliviar a los enfermos. Por este servicio Chocolat recibió la Medalla del Mérito Republicano.

En 1902 Footit fue contratado por una companía de teatro de París y el duo con Chocolat terminó. 

A pesar de que al inicio tuvo éxito, pronto Footit cayó en el alcoholismo. Chocolat trató de mantener su acto, incluyendo a su hijo Eugene, a quien entrenó para ser clown. Pero al público no le atraía este acto. 

Footit y Chocolat habían funcionado bien juntos proque uno uno era un maestro de la creacipón de historias y líneas dramáticas y el otro un excepcional improvisador. Al punto de que Footit muchas veces debía controlar en escena al caótico Chocolat. 

Con el tiempo chocolat cayó en el olvido y como su ex-compañero, cayó en el alcoholismo. 

Tras varios intentos de recuperar su carrera terminó trabajando en un circo ambulante sin que nadie reconociera su antigua gloria. Intentó incursionar en el teatro, pero nadie lo aceptó.

Chocolat murió el 4 de noviembre de 1917 en Burdeos, donde fue enterrado en el cementerio local, en la zona para indigentes. 

Rafael nunca se emancipó de la esclavitud legalmente, en el acta de defunción consta como Rafael Padilla, aunque ese nunca fue su apellido.


Suscríbete a la revista


Volver a la página principal: Paranoi